Proyecto

Visión
Ser un medio de integración a la vida social y deportiva del club para familias con hijos con síndrome de down, incentivando el sentido de pertenencia, fomentando valores a través de la inclusión de los chicos y sus familias a actividades sociales, deportivas, artísticas y lúdicas, dándole a nuestra tarea un sentido profundamente humanitario.

Misión
-Enfocarnos en ser una herramienta para mejorar la calidad de vida.
-Proponer un espacio de encuentro familiar para compartir lindas experiencias.
-Asumir una actitud calidad y comprometida con cada una de las familias que se acercan.

Objetivo

Nuestro objetivo es ayudar a los chicos con SÍNDROME DE DOWN, para insertarlos junto a su grupo familiar, en la vida deportiva y social del Club., utilizando el deporte como un medio para educar, vincular y divertirse.
Formar grupos de amigos de chicos con Síndrome de Down para integrarlos en la vida social y deportiva de la Comunidad del Rugby.
Que los chicos con Síndrome de Down integren planteles de rugby y ocupen un lugar para poder desarrollarse gratamente como jugadores, compañeros, ayudantes, colaboradores, etc.
– Fomentar e invitar a los chicos de formar parte del Club con sus familias, para toda la Vida.
En este proyecto los más importantes son los niños y niñas con síndrome de Down,
los demás somos herramientas para facilitarles una mejor calidad de vida.

“No puede haber grandes dificultades cuando abunda la buena voluntad”.
Nicolás Maquiavello

Un equipo de padres, profesionales y voluntarios pondrán todo su amor, conocimiento, experiencia y buena voluntad para llevar adelante este proyecto.

 

El emprendimiento con finalidad social elige el rugby como herramienta porque, sin dudas, sus principios forman valores. Los principios del Rugby son:

  • El respeto, entendiendo que no se negocia.
  • La superación de la adversidad.
  • Compartir.
  • Vivir con pasión cada momento de nuestra vida.
  • Imitar los buenos gestos que nos rodean.
  • Tener humildad para aprender y para enseñar.
  • Enseñar con el ejemplo.
  • Asumir un compromiso.
  • Decirle no a la violencia.
  • Hacer amigos.
  • Compartir el tercer tiempo.
  • Soñar todo el tiempo.
  • Ganar a veces sin ganar. (Ganar en la vida perdiendo en la cancha).
  • Cuidar el Club, a sus integrantes y al prójimo.
  • Entender que el compromiso, la disciplina y todos los valores del rugby se extienden más allá de la cancha y del club, que deben trasladarse a todos los ámbitos de la vida.

La inclusión de cada niño con síndrome de Down representa un desafío único para todos los que integramos RUGBY INCLUSIVO, y nos debemos a cada uno por igual.

RUGBY INCLUSIVO es un emprendimiento de todos los que trabajamos en él, y entendemos que sus dueños son los niños, y que el Equipo trabaja con esmerada dedicación para ellos, promoviendo la superación, en la medida de las posibilidades individuales de cada niño.

VAMOS POR MAS!!!


Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *